Amiga querida, oro por ti


Recuerda que siempre estás en mis oraciones
y Dios responderá a tiempo
cada una de nuestras súplicas