Que Dios te regale un hermoso sábado!



Llega el fin de semana... tiempo de descansar de la ardua tarea laboral, los estudios, los trámites... cuánto trajín acumulado! Que este fin de semana puedas disfrutar de tu merecido descanso, como también, aproveches la bendición de estar con tu familia y amistades. Y lo más importante: dedica el tiempo para adorar al Señor, oir su Palabra y tener comunión con la familia de Dios.
Dios te bendiga!